lunes, 31 de enero de 2011

24 horas para paliar el Zubidesaguisado 4.0

Qué tiempos aquellos en los que los fichajes y el panorama deportivo acaparaban todas las noticias del cordobesismo. Hoy es 31 de enero, último día del mercado invernal y no, no tendremos Zubidesaguisado esta ocasión y probablemente nunca más lo tendremos pues Don Javier Zubillaga tiene las horas contadas en el club.

Eran tiempos de risas, de Telepizza, de pasarlo bien en el foro esperando los fichajes desconocidos de un director deportivo que hizo famoso los DVD’s para fichar y nos hizo a más de uno navegar por foros extranjeros en busca de referencia alguna sobre algún jugador que mejorara a nuestro conjunto.

Su trabajo siempre fue criticado, sus jugadores no daba el rendimiento que se esperaba aunque ahora un tal Oriol y un tal Richy sí que lo hacen. Pero ahí queda, para la posteridad, una palabra acuñada por un posible periodista de Córdoba, el Zubidesaguisado, para referirse a las últimas horas donde se tenía que arreglar el poco hacer de las cinco semanas o más anteriores.

Famosas también fueron sus camisas, se decían que estaban hechas de adamianto, el material del que son los huesos de Lobezno de los X-Men, siendo prácticamente indestructible y resistiendo a las inclemencias del tiempo para soportar los duros devenires de las largas noches del Zubidesaguisado.

Mañana nos despertaremos sin fichajes, ni siquiera con altas del filial por la imposibilidad de hacerlo al no hacer frente al pago de una deuda con el Real Madrid, pero quizás por fin podamos saber mañana el nombre el próximo accionista mayoritario de este pequeño club sin éxitos relevantes pero con una afición que siempre ha buscado el humor en los fracasos.

Está todo diáfano ¿no?

sábado, 29 de enero de 2011

viernes, 28 de enero de 2011

Simplemente 40 páginas

¿Por qué nos cuesta tanto memorizar lo obligado? Época de exámenes, tiempos de estudiar hojas y hojas de apuntes con el aprobado (o sobresaliente para algunos) como objetivo.

La vida es un continuo memorizar de datos, acciones, el simple respirar de nuestro cuerpo es un hecho que memorizó nuestro cuerpo para sobrevivir. Quizá haya empezado muy exagerada mi entrada, pero vayamos a algo más simple, hablemos de Perdidos (Lost), aquella serie tan difícil de entender y que rozó el centenar de horas de emisión bien nos podía costar a cualquiera de la que los seguimos un buen diez en un examen sobre ella.

Y solo hemos necesitado ver, sin mucha o poca atención todos sus capítulos. Ahora llegan unas cuantas hojas de apuntes, 40 en mi caso, y no podemos llegar a entenderlas, memorizarlas. En este momento es cuando la carrera pasa de una etapa llana a una de montaña cuya cima parece no ser alcanzada nunca y si lo conseguimos es con sudor y horas de sueño perdidas.

Duele y duele más, cada página que logramos entender y memorizar golpea como un yunque de hierro en nuestra cabeza… Dolor de cabeza en aumento, queda menos, sigues intentándolo, ahora miras el reloj, “maldición, solo quedan 48 horas”. Ahora las prisas te corroen, te arrepientes de los anteriores tres meses perdidos, auguras un final desalentador y comienzas a devorar las páginas sin saber o no lo que contenían todas esas palabras.

Cierras los ojos, te imaginas en una pradera verde con un cielo azul… Abres los ojos y te ves tumbado en un sofá con unas hojas desordenadas que te dicen: “estúdiame…”.

En fin, ¡Feliz época de exámenes! Os dejo una canción motivadora, al menos para mí, y hasta la próxima entrada.



The flood - Take That (Spotify)

jueves, 27 de enero de 2011

Secretos escondidos (sí, es redundante)

Dicen que los secretos son la base del éxito, quienes sepan esconder sus movimientos logrará adelantarse al resto de sus iguales. Pero hay ocasiones en que los secretos han de desaparecer pues sus motivos no alcanzan a entenderse por su principal patrimonio, la afición.

Posiblemente no habréis entendido ni pío de lo que he dicho, pero hablo de la imperecedera venta del Córdoba CF, la cual daba por cerrada hace un mes en este mismo rincón de internet y que todavía sigue dando sus coletazos como si del último samurái se tratara.

El aficionado, el más acérrimo de su equipo, ha cambiado estas dos últimas semanas su rutina diaria llegando a un nivel de adicción a los medios que ha logrado catapultar a un pequeño diario digital de la red como el más leído de la prensa cordobesa. Todo ello ha sido con un simple y llano fin, divisar el punto y final pero los párrafos de esta historia seguían escribiéndose y ahora hasta sencillamente nos conformamos con saber un punto y aparte.

Ese punto y aparte al que me refiero es el del comunicado de PRASA afirmando de puño y letra el fin de las negociaciones con un “agarrado” madrileño. Pero la narración de esta historia no entiende de puntos y comienza a escribir nuevos capítulos, está vez en lengua árabe en una historia espléndida pero de la que conocemos todo menos lo esencial del periodismo, el qué y el quién.

El cordobesismo vive pegado a una pantalla, a unas noticias que no llegan, se entiende engañado por tanta pantomima realizada entre el oculto mundo de los negocios. Yo soy de los que aún siguen confiando en un final certero para la historia pero la afición cree que esta historia es la “interminable”, chicos que leen una novela (noticias de cordobadeporte) y se evaden a un mundo de fantasía (vente a jeques) pero del que luego vuelven y todo sigue igual.

Yo, pudiéndome erigir como un portavoz más de la afición, no exijo el fin de la venta, no, la considero esencial para el futuro próximo y lejano del equipo, pero si exijo información del día a día donde se responda al qué, al quién y, sobre todo, al porqué. Son 10 000 abonados y unos millares más de aficionados más que se preocupan por este club, por su futuro, por seguir creyendo en el fútbol.

Y para terminar decir que sigo teniendo esa sensación, ese gusanillo dentro de mí que me dice que lo mejor está por llegar aunque no conozcamos nada.

Buenas noches.

Fuente: Imagen sacada del ForoCordobesista

sábado, 22 de enero de 2011

Pequeñas recomendaciones (III): 28 días después y Ahora los padres son ellos

28 días después



Hacía tiempo que quería ver esta película considerado por muchos como una obra indispensable en el género de zombis. Y a simple vista hay que reconocerlo.

28 días después es la primera de una tetralogía, con dos películas aún pendientes, que nos lleva a una Londres cuyos muros y calles guardan un silencio y vacío de gente inquietante. El motivo es un virus, similar al que ya vimos en Soy Leyenda, que ha convertido a la humanidad en simples animales contaminados con la ira.

Nos encontraremos en la piel de Jim, un mensajero que se despierta en un hospital vacío, al igual que toda la ciudad, y empieza a deambular hasta que se encuentra con otros humanos que le cuenta todo lo sucedido. A partir de ahora la historia cobrará más acción pero guardando siempre una fuerte dosis de intriga y suspense.

Danny Boyle, el director, nos sumergirá en una vorágine constante de situaciones para evitar que desconectemos del filme acompañado siempre de una banda sonora constante en su ritmo.

La película guarda siempre un ritmo pausado no llegando a ser lenta pues la duración de la misma no llega siquiera a las dos horas dejando una gran escena final que no comentaré para no destronar a nadie la visualización de este filme, pero que está llena de acción. A pesar de lo comentado, a lo largo de toda la película habrá pequeñas escenas que nos hará centrarnos, si habíamos perdido la atención, en la película.

Cillian Murphy, que saltó a la fama con este filme y ahora recordado por ser el Espantapajos en Batman, encabeza el reparto de este filme con una buena actuación pero mejorable en el caso de sus compañeros que no transmitían la suficiente tensión que una cinta de este género podría dar.

La ambientación de este tipo de películas siempre nos regala la visualización de calles emblemáticas de grandes ciudades, como Londres, vacías no recurriendo a espacios irreales lo cual nos permite sumergirnos más fácilmente en la historia.

En definitiva 28 días después nos vuelve a regalar una muestra del buen cine de ciencia ficción británico capaz de conmover los más profundos pensamientos del futuro de la humanidad, como ya vimos en Hijos de los hombres. Siempre con un ritmo pausado pero con algún sobresalto más la traca final de verdadero aplauso.

Valoración: 8

Ahora los padres son ellos



Nueva entrega de la serie de películas de comedia liderada por el cómico americano Ben Stiller (Gaylord ‘Greg’ Follen) y Robert de Niro (Jack Byrnes). Tras los Padres de ella y los Padres de él llega ‘Ahora los padres son ellos’ donde encontraremos una nueva situación de lucha entre yerno y suegro.

Lo principal que hay que decir sobre el argumento es que guardará un hilo muy similar al de sus precuelas, es decir, con Jack sospechando de Greg, este dándole razones, y acabando por perder el primero.

A pesar de la monotonía del argumento encontraremos situaciones de verdadero “descojone” por lo que la visualización de la cinta se hace obligatoria hasta en los créditos del final.

En cuanto al reparto volverá a estar presente los protagonistas de películas anteriores como Dustin Hoffman, pero para la ocasión encontraremos a Jessica Alba en el papel de una loca comercial de fármacos aunque en algunas ocasiones parece sobreactuar en exceso. Todos ellos, como en películas anteriores, lograrán bien su papel de hacernos reír.

Concluyendo podemos decir que la película es monótona y repetitiva en argumento, prácticamente igual al de las dos precuelas. Sin embargo los guionistas no dejan de sorprendernos con algunas escenas que provocan unas carcajadas descomunales. Y si a eso le añadimos el buen reparto del que dispone el filme nos encontramos con una grata película familiar.

Valoración: 8

Otras recomendaciones (I)

Otras recomendaciones (II): Polar Express

martes, 11 de enero de 2011

Bandolera

Quizá os sorprenda que haga una entrada para esta nueva serie de sobremesa de Antena 3, y más aún cuando veáis que va en un sentido positivo las siguientes líneas que dedicare a Bandolera, pero el caso es que es una nueva serie que disponemos, de producción propia, para ver en nuestra parrilla televisiva mientras Telecinco sigue apostando por su horrorosa programación.

Bandolera relata la historia de una joven aristócrata inglesa cuya infancia fue pasada en las minas del río Tinto. Por ello decide huir de Inglaterra con destino a Andalucía pero una serie de infortunios le llevará a estar en un pueblo de la serranía de Ronda, en el Andalucía profunda y de bandoleros de finales del siglo XIX.



La primera valoración que puedo hacer tras ver el primer episodio es que, como Hispania, no habrá demasiadas exactitudes históricas y de hecho ni siquiera se nota un acento puro andaluz y algunas veces es forzado por los actores. Pero el caso es que intentará acercar de una manera entretenida algunos aspectos de nuestra región en tiempos de revolución industrial, con el ferrocarril llevando dos décadas en Andalucía, y de revoluciones de los jornaleros.

Al ser una serie de bandoleros también ocuparán una buena presencia estos pero no gozará de un papel tan monotemático como en un principio podíamos pensar. De hecho también habrá lugar para otros tantos personajes que habitan los pueblos de Andalucía de esos años.

Por otra parte también encontramos referencia desde el primer momento a algunos hechos históricos como las grandes faenas de Largartijo, uno de los califas de Córdoba, o el nacimiento de La Vanguardia, por lo que cabe esperar que todo un tipo de noticias invadan la serie de vez en cuando.

Aún así quiero mostrar mi inquietud de que la serie no haga escapadas a otros lugares del país para mostrar otro tipo de costumbres o hechos de la época como viene pasando en Águila Roja o Cuéntame.

Esperemos que la serie goce de un buen éxito argumental y de espectadores que ayuden a que otras cadenas (Telecinco) apuesten por una programación de calidad que de trabajo a gente trabajadora y más honrada.

¡Un saludo!

domingo, 9 de enero de 2011

La PSP empieza a otear su fin en el horizonte

Corren tiempos de final de generación para las consolas portátiles, como bien sabéis Nintendo anunció durante el pasado E3 la nueva 3DS, una DS con gráficos de PSP y con un 3D que deja bastante de desear pero ese no es el tema de esta entrada. Al igual que Nintendo, Sony empieza a despejar el camino hacia su nueva portátil de la que se conoce muy pocos datos.

Es por ello que hoy decido escribir un pequeño homenaje a las cualidades de la mejor consola de bolsillo sacada al mercado desde la primera de las exitosas Game Boy más que le pese a algunos y su discretas ventas.

Siempre son tristes los finales pero la tecnología es tan fugaz como el chasquido de un mechero que enciende una llama para apagarse en cuanto dejamos de hacer presión con el dedo pulgar sobre él. En este caso la llama sería el flujo de juegos lanzados en PSP y el dedo pulgar sería las desarrolladoras que nunca terminaron, por unas cosas u otras, de confiar en la pequeña hija de Sony.

Sorprende que aún a día de hoy haya que escuchar desprecios por la falta de un catálogo propio de calidad. ¿Pero a caso no reside la gracia de las portátiles de llevar lo que se juega en grandes pantallas a una pequeña y transportable capaz de hacernos vivir lo propio o más de una consola de sobremesa mientras viajamos, buscamos el sueño o simplemente nos sentamos a la luz de un atardecer en la playa?

Cierto es que los grandes juegos lanzados eran port de PS2, Wii y PS3 pero estos juegos podían pasar sin demasiada gloria por aquellas consolas pues las pequeñas dimensiones y posibilidad de movimiento lograban sumergirnos mejor en las historias presentes de estos títulos. Atrás quedan dos grandes juegos, los que más terror me han dado Manhunt 2 [Sin Censura] y Silent Hill: Shattered Memories, los cuales nos sumergían en un universo de terror, oscuridad o frio, capaces de hacernos sentir inmersos en una historia que nunca desearíamos vivir. Y ello, solo era posible en una noche solitaria y oscura con las lágrimas del cielo golpeando contras nuestras ventanas mientras con unos auriculares y unas mantas descubríamos los pasos de estas historias.





Esa era su gran valía, poder adaptar el entorno del juego al entorno donde jugábamos. La primera consola que podía conseguir eso pues era la primera cuyo realismo visual nos lo permitía hacer.

Alejándonos un momento de los videojuegos esta misma virtud podía ser llevada al séptimo arte pues nos ofrecía una buena plataforma, quizás mejorable pero sí buena, para disfrutar en el entorno óptimo para la película que deseáramos ver en ese momento.

Y ya podemos ir a cualidades más propias de cualquier consola como es la de disfrutar siempre y cuando queramos sin necesidad de tener un lugar apto para el disfrute de una consola de sobremesa o un ordenador. Celebrar goles mientras realizamos actividades del día que nos libra de estar encerrados en casa o simplemente machacar botones en una pelea legendaria del Budokai de Dragon Ball Z.

La PSP (PlayStation Portable) ha sido mi segunda consola, la primera fue la Game Boy Color, y me ha dejado grandes momentos y vicios, grandes diversiones, me han salvado de enormes aburrimientos y me ha dado, de nuevo, razones para considerar al mundo de los videojuegos como el arte del nuevo siglo mas que le pese a algunos organismos conservadores.

Ahora llega un nuevo momento, hablan de realismo puro en pequeñas pulgadas, no sé qué harán pero lo dado ya no me lo quitarán.

¡Un saludo y buena suerte!

sábado, 8 de enero de 2011

Minijuegos: Ataque del Unicornio Robot (Ed. Heavy Metal)

Año nuevo, secciones nuevas, tal como prometí este año quiero llenar de más contenidos, interesantes para unos y desechables para otros, este pequeño pero cada vez más longevo cuaderno de bitácoras.

Para esta ocasión abro una sesión dentro de Pixelar Dream dedicada a los minijuegos, aquellos pequeños videojuegos que nos salvan más de una tarde aburrida recogidos por Facebook, Tuenti o páginas dedicadas en exclusiva a esta temática.

El que hoy os traigo se llama el Ataque del Unicornio Robot (Ed. Heavy Metal), en el seremos un unicornio que mediante sus increíbles saltos (usando la tecla Z) y haciendo uso de un poder de embestida (usando la tecla X) deberemos de aguantar el mayor tiempo en pie y destruir todas las estrellas del camino para sumar la mayor de las puntuaciones a medida que el juego irá cobrando mayor velocidad y, por tanto, mayor dificultad.

Sin más os dejo el juego, espero que os guste:

Robot Unicorn Attack - Heavy MetalRobot Unicorn Attack - Heavy Metal

Lo que no ves


Esta vez la entrada de mi blog la ha hecho otra persona por mi, pero guarda buena razón, ¿no creéis? Y solo quienes creen en la belleza de sus sueños, en lo que no ven, son los que alcanzará las metas más maravillosas y el futuro son para ellos.

Yo creo en mis sueños, por muchas realidades duras que me encuentren, sigo creyendo y seguiré creyendo en lo que no veo. ¿Y tú? ¿Te ves capacitado?

Sí, es cierto. Constantemente nos encontramos con murallas que nos cortan el camino hacia las puertas de la felicidad, pero ¿y qué? Debemos seguir creyendo, luchando, buscar con anhelo aquello que deseamos que un día sintamos compartido, una idea, un sueño hecho realidad.

Hoy cierro los ojos y veo ya nuevos sueños, el anterior se apagó pues ya ni siquiera es pesadilla pues lo que parecía ser un ángel ni siquiera a demonio llega. Pero sigo soñando, si no es esto será otra cosa, y si no es esa cosa algo más se encontrará pero debemos seguir soñando pues, como dije antes, el futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños. Y no a quienes apagan su vida, a quienes huyen de sus sueños por miedo a no ser dueños de un destino que tristemente se convertirá en una historia triste, sin final y sin metas que alcanzar.



Buenas noches lectores.

lunes, 3 de enero de 2011

Ersmus Cordobeses - Vive7

¡Buenos días!

Hoy os traigo un documental de viajes del tipo “Andaluces por el Mundo” que relata la historia de cinco estudiantes cordobeses de Erasmus en Reino Unido, Suecia, Alemania, Polonia y Turquía.

Es de aplaudir la iniciativa que ha tenido Vive7, una cadena local sin ni siquiera un año de vida, de hacer estos documentales. En ellos los estudiantes se van grabando relatando su estancia en los países donde residirán los próximos meses, vemos sus dificultades para encontrar piso en condiciones en otros lugares de Europa, cómo se divierten allí los universitarios, el ambiente de la ciudad, etc.

Sin más os dejo el enlace a la página web del programa en Vive7 a parte de los dos primeros capítulos y el grupo que tiene en Tuenti.

Capítulo 1.

Capítulo 2.

Quien lo prefiera ver en directo por la tele, el programa lo suelen echar los sábados a las 21.00 horas

¡Nos vemos!

domingo, 2 de enero de 2011

Feliz Año Nuevo y que la suerte sea con vosotros…

El título creo que es bastante claro y lo que viene ahora es simple añadido para hacer de esta entrada una más que merezca la pena los 20 segundos que se tarda en clickar sobre mi blog y leer la entrada.

Es año nuevo, el tercero que ve nacer este blog, épocas de proposiciones, de 365 proposiciones resumidas en una sola: caminar, seguir caminando un año más a pesar de los sufrires que esta vida y mundo nos da.

Los recuerdos del 2010 seguirán presentes pero ahora puedes decir “joder, ya ha pasado un año, ¡olvida! Y eso nos hará ser más fuertes en nuestros deseos, en el cumplir de unas nuevas metas que olviden los fracasos del pasado.

Aún así no deja de ser un simple cambio de cifra, un avanzar simbólico, la vida va a seguir siendo la misma, no se va a crear una nueva a la que alabar y decir qué bien me ha sentado el cambio de año. Todo sigue igual, lo mismo de siempre y una gran nostalgia de lo que se deja atrás.

Pero siempre hay que mirar al frente porque no sabes con lo que te puedes topar, claro que esto puede ser aún peor, pero lo ves y dices “uff, lo que me queda por vivir”, te sientes expectante, con ganas de ver pasar más y más días, años y años. 2011 me traerá nuevas experiencias, estoy seguro, regresos e idas, palabras, más palabras, un blog que seguirá sumando y sumando entradas superando las doscientas.

En fin, no me alargo más, aquí tenéis mi entrada de año nuevo, no he querido darle un toque tan triste como veces anteriores porque al fin y al cabo hay que sonreírlo a lo que acaba de nacer.

¡FELIZ 2011!