domingo, 19 de agosto de 2012

Tirar comida, ejemplo de gran comunicación empresarial en tiempos de crisis

Tras leer esta noticia, donde se afirma que desde los supermercados se tiran comida en perfecto estado por política de empresa, me pregunto dónde quedaron esos valores de solidaridad que antes había.

¿Qué cuesta ceder parte de esos materiales a las múltiples asociaciones que se encargan de repartirlos? Ciertamente nada. Ni pierden ni ganan dinero, porque dudo que esos indigentes lograran recaudar lo suficiente para comprar un alto porcentaje de lo que se tirara.

Pero sí ganan algo, buena política ante la sociedad, buena política ante sus clientes. La responsabilidad social es un punto de la comunicación empresarial que mejor se me ha quedado de mi paso por la licenciatura de periodismo. Y en ella se lleva claro que lo que tú hagas con tu entorno, con tu pequeño barrio, ciudad, región, estado; tendrá repercusión positiva a largo plazo.

Vivimos en tiempo donde unos caen mientras otros crecen pero donde el ojo avizor, el pueblo, vigilar más que nunca cualquier acción con su reacción correspondiente. El banco que ejecuta más desahucios posiblemente sea el que en el futuro firme menos hipotecas y menos ciudadanos depositen sus ahorros.

Y no es de extrañar que eso se expanda a otros terrenos como el de la comida. Pequeñas acciones que no cuestan nada pero que te pueden hacer ganar lo impensable, dignidad de cara al cliente.

Recordamos que como todo la comida es un negocio, pero el hambre no. Cuesta creerlo que un país que está en el top ten, o al menos estaba, de las economías mundiales haya gente  sin ninguna clase de problema, enfermedad, etc., que este pasando hambre. Muchos sacrifican sus trabajos para darle a estos de comer, pero se necesita más materia prima para llegar a todos. España no debe de pasar hambre y como lo pase a cabalgar deberán de irse algunos.

1 comentario:

  1. tu vas a hacer grandes cosas :)

    pd: no sabia donde ponerte esto jajaja

    ResponderEliminar